miércoles, 20 de noviembre de 2013

“EL COCINERO, EL LADRÓN, SU MUJER Y SU AMANTE”: HAMBRE DE CINE.

Por Andrea González

Peter Greenaway es un polémico cineasta galés a quien muchos consideran un artista excéntrico y cínico. Si usted no ha visto ninguna película suya, le recomiendo que se sirva un buen trozo de pollo, una copa fría de vino, y le dé play a “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante”, película de 1989 escrita y dirigida por Greenaway y protagonizada por Michael Gambon, Helen Mirren, Richard Bohringer y Alan Howard.

Esta tragicomedia con tintes de horror cuenta la historia de Georgina, una mujer que es maltratada por su esposo, quien, además de ser prepotente y violento, es el mafioso y glotón dueño de un restaurante francés. Georgina encuentra entre los placeres culinarios, que son los únicos que le quedan, a Michael, un bibliotecario que se convierte en su amante.

Greenaway, más allá de crear personajes con una profunda conformación humana, nos regala una película en la que hasta el lenguaje original es simbólico. Desde la toma inicial, el espectador cobra conciencia de estar entrando a un gran teatro, es decir, al escenario de la degeneración humana, el cual desembocará, fatalmente, en el canibalismo y en el chiste más grande de la humanidad: la revolución francesa usada como tortura. “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante”, todos nos llevan de la mano por la violencia de la naturaleza humana y nos invitan a comernos nuestra fe en el amor. Bona petit.

Aquí les dejamos el trailer: