martes, 4 de septiembre de 2012

Presentación del libro “El ojo y sus narrativas, cine surrealista desde México”


Por Elsa Hernández 
Fotos: Elsa Hernández


Asistimos el pasado sábado 1º de septiembre a la presentación del libro “El ojo y sus narrativas”, editado por el IMCINE y el MUNAL en coordinación con ediciones El Viso. Esto se dio en el marco de la exposición Surrealismo: Vasos Comunicantes, abierta al público hasta el 15 de septiembre.  

En la mesa participaron Gustavo García, Volker Rivinius y Alicia Sánchez Mejorada, autores de algunos de los ensayos contenidos en el libro y fue moderada por Pablo Martínez Zárate, del MUNAL.

Empezaron a hablar del surrealismo en el cine y lo que es el cine surrealista, rememorando el México de los años 20’s, la influencia de Buñuel como realizador cuando llega a nuestra país y las raíces del movimiento.

Gustavo García refirió el catolicismo como influencia principal del surrealismo, platicó sobre su experiencia al convivir con Buñuel algunas veladas y que el cine posterior a este autor es muy solemne y trascendente (citando al director Alejandro Jodorowsky) todo lo contrario a lo que representa el movimiento con su humor, carcajadas, agresión, erotismo, dolor y sensualidad.

También habló del surrealismo en el cine mexicano actual en cortometrajes de animación (como “Jaula de pájaros”) con gran influencia de Tim Burton pero que están recuperando la vena del movimiento. Refirió también a Luis Estrada con influencia (según el mismo director) de Buñuel y con algo de surrealismo en su película “Un Mundo Maravilloso”.

Volker por su parte, comentó que al empezar su investigación para el libro, no encontró mucho surrealismo en el cine mexicano, que el surrealismo es la construcción de una nueva realidad incorporando la ciencia de los sueños y creando un ambiente con adecuación a descubrimientos de Freud, quien pensaba que el movimiento era una locura; y al final agradeció la oportunidad de participar como autor del libro.

Alicia Sánchez Mejorada habló sobre la relación entre la tradición y la vanguardia como generadora del movimiento, además de que el surrealismo es intelecto y debe romper con discursos establecidos en su representación. Por otro lado, también mencionó que la portada anecdótica del libro es referida a la primer película con intención surrealista siendo ésta “Viaje a la Luna” de Emilio Amera.

Por último Pablo Martínez invitó a los presentes a ver la muestra curatorial y a adquirir el libro. Asimismo, se realizó una dinámica de obsequio de dos ejemplares entre el público de la sala.