viernes, 11 de julio de 2014

El walkman cumple 35 años

Por: Paco Torres / @ToledoPaco

Hace 35 años nació un gadget, dispositivo o aparato que cambió la vida de muchos seres humanos: EL WALKMAN


El walkman era un reproductor de audio estéreo portátil lanzado al mercado por la compañía japonesa Sony en 1979. Al principio pocos podían darse el lujo de tener uno ya que costaba mucho dinero, la fecha oficial de su muerte es el 24 de octubre 2010, después de 31 años en el mercado Sony anuncia el cese de producción de walkmans por lo que solo podrán seguirse comprando en China.

Originalmente el Walkman de Sony utilizaba como soporte para almacenar la música el Cassette Compacto de Philips "Compact Cassette" que permitía almacenar hasta 60 minutos (30 minutos por cara) con una calidad aceptable, ya en 1975 Sony disponía de un equipo que usaba el casete como soporte, se trataba de una grabadora portátil alimentada por baterías que grababa y reproducía una sola pista (monofónica) con un micrófono integrado y un pequeño altavoz, el Walkman simplemente era una modificación, no grabaría, pero reproduciría el sonido estereofónicamente y no tendría altavoz integrado, pero si un conector para audífonos, su carcasa también era metálica, pero más pequeño y ligero.

Más tarde se le incorporaría un sintonizador AM/FM Stereo, aceptaría cintas de Dióxido de Cromo, con sistema de reducción de ruidos Dolby B, ecualizador de 5 bandas, limitador automático de volumen, reversa automática, de esta forma progresivamente se hizo más sofisticado y completo.
Posteriormente se empleó el Disco Compacto o Compact Disc como fuente, este Walkman se conoció como Discman, pronto tendría sistema de almacenamiento para que no se interrumpiera la música luego de una sacudida accidental, refuerzo de bajos, etc.

También existen Walkman con DAT, con MiniDisk, y los más modernos con tarjetas o memorias Flash integradas.

La evolución lógica del walkman lo llevó al cd-walkman y con la aparición del mp3, esto lo llevó a las usb, al ipod y ahora en los teléfonos "listos". Sin duda este apararo nos cambió la vida y la verdad yo todavía conservo el mío.