lunes, 20 de enero de 2014


COSAS QUE NO DEBES HACER EN UNA SALA DE CINE

En la última semana, BBC Mundo presentó una lista elaborada por Simon Mayo y Mark Kermode, dos críticos de espectáculos, donde nos dicen qué es lo que más les molesta cuando van al cine.

La comida, no sólo por los sonidos que se producen al masticar golosinas, sino por los múltiples olores que despenden.

Ruidos Crujientes, al quitar, enrollar o guardar envolturas.

Sorbos excesivos, cuando parece que la gente desea beber refresco invisible porque ya no hay pero siguen sorbiendo.

Conversaciones continuas, son molestas y rompen la ilusión.

Niños malcriados, cuando la película no es propia para su edad y se aburren, así que comienzan a distraerse.

Patear el espaldar de la silla, que es parte del espacio personal, es una cuestión de respeto.
 
Los celulares, que suenan en momentos inesperados, a pesar de todas las indicaciones que se dan antes de que inicie la película.

Los que llegan tarde, haciendo sombras que impiden disfrutar de la película o salen y entran de la sala más de una vez para compar comida.

Los que se quitan los zapatos, los detalles están de más.


La realidad, es que todas estas cosas incómodas son de lo más comunes y seguramente te ha tocado por lo menos alguna. Hay que entender que las salas no son para platicar con el que está sentado junto a ti o comer sin parar, para eso existen las cafeterías. Estos lugares son para ver películas. La próxima vez que vayas al cine, no compres golosinas ni refrescos, y verás como la disfrutas.