domingo, 3 de noviembre de 2013

“Veneno para las hadas”

Por @hora_resulta

La imaginería de los niños puede ser grave sino hay alguien que la oriente a tiempo. Esta cinta cuenta la historia de Flavia (Elsa María Gutiérrez) quien llega a una nueva escuela y conoce a Verónica (Ana Patricia Rojo)  una niña que no tiene escrúpulos quien comienza a someterla mediante violencia psicológica amenazándola con que las brujas  le sacarán los ojos o el diablo vendrá por ella sino cumple con lo que le pide.
 
Poco a poco, Verónica hace creer a Flavia que ella es una bruja y puede lograr todo lo que se le ocurra. A medida que pasa el tiempo, Flavia se siente cada día más angustiada y harta de todo lo que le ha quitado Verónica, hasta que un mal día logra llevar a cabo una acción.

No había tenido la oportunidad de ver “Veneno para las hadas” a pesar que ya varias personas me la habían recomendado, hasta el día de hoy. Me pareció una cinta interesante y que logra convencer a pesar que tiene casi 30 años que fue realizada y que por obvias razones, tiene deficiencias en los efectos especiales.

La actuación de las niñas es bastante buena, se puede resaltar la actuación de Ana Patricia Rojo quien claramente muestra que ya tenía talento desde muy corta edad.

Es interesante la forma narrativa para contar la historia pues es contada a partir de las dos niñas sin que interfiera algún adulto, esto lo podemos observar justo en los encuadres los cuales nunca nos muestran los rostros de los adultos.

Una de los elementos que no me gustaron fue la musicalización pues una de las herramientas más importantes en el género de terror es el acompañamiento musical que te pone los pelos de punta, aquí no la siento muy atinada.

Para hacer cine hay que conocer el propio además que como cinéfilos debemos estar bien empapados de nuestra cultura cinematográfica pasada, para que no nos vayan a sorprender diciéndonos que algo es nuevo cuando puede ser un refrito.


¿Adivinen qué? Está disponible en Internet, así que chéquenla porque ver no cuesta nada.