viernes, 18 de diciembre de 2015

Star Wars porno se vende como pan caliente

'Star Wars XXX', la parodia porno de 'Una nueva esperanza' protagonizada por Allie Haze, dispara sus ventas gracias a la euforia intergaláctica.


El negocio de Star Wars no se limita sólo a los camiones cargados de billetes que están llegando a Disney con el estreno en cines de Star Wars: El despertar de la Fuerza, sino que como buen fenómeno global tiene ramificaciones hasta en los más insólitos acuerdos comerciales y cesiones de licencia del producto. Hay alucinantes cantidades de artículos de Star Wars que nadie necesita, pero existen. Y se venden. Cómo no, la industria del porno también tiene una suculenta porción del pastel warsie que, gracias al efecto bola de nieve de la reactivación de la saga dirigida por J.J. Abrams, está obteniendo su propio incremento de beneficios.

Según ha comunicado la tienda online de películas para adultos GameLink (vía Mashable), desde que comenzó diciembre las ventas de la parodia porno Star Wars XXX han experimentado un incremento del 500% en su web. Aunque la página no aclara exactamente cuántas copias de la película ha vendido, sí explican que comenzaron a notar “una subida en las ventas de la película a comienzos de noviembre, pero fue hace dos semanas cuando las compras de Star Wars XXX subieron como la espuma”, aclara su directivo Jeff Dillon.

Star Wars XXX no es la única versión porno de la saga galáctica que existe, amparada en su condición de “parodia” para protegerse del celo con el que Lucasfilm y Disney intentan, sin éxito, que prolifere este tipo de material. Estrenada en 2012, la película cuenta con estrellas porno como Allie Haze en el papel de Leia, Kimberly Kane, Lexington Steele como Darth Vader y el veterano Tom Byron como Obi-Wan Kenobi, y se trata de una de las muchas producciones pornoparódicas de Axel Braun, un especialista en coger el taquillazo de Hollywood del momento y convertirlo en un festival de cópulas, gemidos y lubricación.

Eso sí, el tráiler oficial de Star Wars XXX es limpio y navideño para que lo puedas ver desde el trabajo sin problemas: