martes, 22 de septiembre de 2015

Subastan bikini de la Princesa Leia

El bikini más icónico de la galaxia, el de la princesa Leia en 'El retorno del Jedi', sale a subasta por un precio que ronda los 100.000 euros.


Más de 107.000 euros. Es lo que espera obtener la casa Profiles in History cuando saque a subasta el bikini metálico de la princesa Leia Organa en El retorno del Jedi (1983) el próximo 27 de septiembre. Y eso que no se trata exactamente del bikini original, diseñado por Richard Miller, que llevaba Carrie Fisher en la tercera entrega de Star Wars. Aunque la pieza fue utilizada por la actriz durante el rodaje de la película, el bikini que se ve finalmente en pantalla fue una versión más reducida que tuvo que fabricarse debido a la pérdida de peso de Fisher a lo largo de la producción.

Ese detalle no parece preocupar a Brian Chanes, directivo de la casa de subasta, que ha declarado al New York Post que el bikini que estará disponible, con un certificado acreditativo de su autenticidad firmado por Miller, “es la fantasía de todo escolar, pero también un objeto icónico muy distintivo”. No es la única pieza de Star Wars que formará parte del lote a subasta entre el 27 de septiembre y el 1 de octubre. También se incluyen bocetos, diseños, páginas de guión, carteles e incluso cámaras utilizadas durante el rodaje de la trilogía original, así como un prototipo del casco de Darth Vader (40.000 euros), una túnica de soldado de la Alianza Rebelde (30.000 euros) con su casco (220.000 euros) o la miniatura original del burlador de bloqueos de la Alianza, que podría alcanzar más de 260.000 euros.

“Cada vez es más difícil encontrar ningún objeto de este estilo procedente de la trilogía original”, afirma Chanes. “Estas piezas proceden del propio rodaje. Son las que crearon la historia y mitología de Star Wars, por eso son tan importantes”. Así que si tienes 100.000 euros disponibles, ya sabes dónde puedes invertirlos (las pujas pueden hacerse online): en el bikini metálico más famoso de la galaxia. Si te cansas de él, seguro que luego puedes vendérselo a Barbarella por un buen precio.