martes, 22 de julio de 2014

Conoce al cineasta de la semana: Alfred Hitchcock



Por: Alecita / @AleYepezR

Alfred Hitchcock es la figura indiscutible del cine de misterio y de intriga, debido a su capacidad para aplicar recursos narrativos innovadores al servicio del suspenso, el cual tuvo una importancia esencial para el desarrollo del lenguaje cinematográfico moderno.


Con un dominio excepcional de las técnicas cinematográficas, éste cineasta logro producir películas que mantienen al espectador en un constante estado de tensión y llevándolo a vivir apasionadamente lo relatado en la pantalla. Es por eso que lo elegimos para ser “El cineasta de la semana". 


Alfred Hitchcock nació el 13 de agosto de 1899 en Leytonstone, una población entonces cercana al neblinoso Londres de Sherlock Holmes y Jack el Destripador, y que hoy es un distrito del East End de la capital británica. Debido a la rigidez y autoritarismo por parte de su padre sobre su educación, Alfred adoptó el interés por el tema de la culpa el cual se encuentra muy presente en todos sus filmes, y es también es esquema compun de la trama profunda de sus historias.

Desde los dieciséis años, Hitchcock leía con avidez revistas de cine y no se perdía las películas de Chaplin, Buster Keaton, Douglas Fairbanks y Mary Pickford. Pudo admirar, cuando las películas mudas constituían una auténtica revelación de las ilimitadas posibilidades del cine.

Años más tarde la preocupación del director era encontrar un estilo narrativo propio, para lo cual descubrió nuevas posibilidades expresivas en el montaje, en los movimientos de cámara y en el empleo de la luz. De tal manera que se dio cuenta que lo suyo era el arte de la cámara: su enorme dominio de la imagen, a nivel persuasivo y sentimental, hacía que el público se identificara con sus historias y con sus personajes y convertía en verosímiles la fantasía y el misterio, las situaciones extrañas y originales con que vestía la realidad.

En 1968, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le concedió el Memorial Irving G. Thalberg, en compensación del error tremendo de no haberle concedido nunca un Oscar, a pesar de que había sido nominado en cinco ocasiones (por Rebeca, Náufragos, Recuerda, La ventana indiscreta y Psicosis).

El 29 de abril de 1980, murió el maestro y el genio del cine de terror, de suspenso y de misterio, un hombre que creó un estilo y un mundo propios como pocos directores lo han logrado a lo largo de la historia del cine.

Si quieres conocer datos curiosos, así como las películas dirigidas por éste gran cineasta, visítanos a través de twitter @cinemaspod.