jueves, 19 de diciembre de 2013

María Félix nuestra mujer fatal

Por Andrea González


La mujer fatal es un estereotipo femenino europeo que, si bien llegó a la cultura mexicana desde finales del siglo XIX, se empezó a llevar al cine nacional hasta el siglo XX, especialmente en la época del Cine de Oro mexicano. En el cinelatinoamericano en general, las películas en donde incursionaban éstas mujeres de belleza deslumbrante, fuerte temperamento e inteligencia seductora aportaban también la visión de una modernidad aún en construcción y de los tópicos que personificarían a los países de esta parte de occidente durante prácticamente todo el resto de la historia de la concepción cinematográfica de los mismos.

Una de las divas mexicanas definitivamente más reconocidas en el mundo es María Félix, La Doña. El apelativo se debe a su actuación en Doña Bárbara,película mexicana de 1943 dirigida por Fernando, inspirada en la novela homónima de Rómulo Gallegos. Doña Bárbara es una mujer bella pero terrible y tiránica, ambiciosa y resentida con los hombres. Doña Bárbara emprende una especie de competencia con su propia hija, Marisela, por el amor de Santos Luzardo, un abogado joven e inteligente dueño de la hacienda vecina a la de la Doña.

Así, la belleza fatal de María Félix queda eternizada en el papel de la rica hacendada y, en adelante, sería idolatrada como una de las mujeres más seductoras del mundo. La diva participó en más de cincuenta películas y producciones internacionales, dejando un precedente difícil de igualar y fácil de admirar hasta el día de hoy.