lunes, 30 de diciembre de 2013


¡EL MUNDO TRATA DEL HALLAR EL CINE QUE SE HA PERDIDO!

El cine es un arte y una compleja industria que exige arduo trabajo a quienes lo realizan. Pero, ¿qué pasa cuando las películas simplemente van desapareciendo? ¿Qué pasa con el trabajo y el mensaje de las personas que hacen cine?

Henri Langlois, fundó la Cinemateca Francesa a mediados de los cuarenta. Fue un hombre que se dedicó a recupara cintas viejas. Su obsesión era tal, que después de morir, encontraron materiales por toda su casa, mismos que logró hallar con sus propios medios.

Por otro lado la Cinemateca Alemana lanzó una convocatoria pública para recuperar los filmes de los años treinta, pues resulta que más por lo menos el 80% están perdidas. Y seguramente éste no es el único caso.  
He aquí la importancia de los acervos cinematográficos, por eso, si tú te dedicas a hacer cine, procura cuidar tus trabajos; no importa si son proyectos chicos o grandes, ¡son tuyos! Por otro lado, la instituciones deben tener cada día más cuidado con los trabajos que albergan, pues no queremos que dentro de cien años, anden buscando lo que hacemos ahorita.